Las empresas españolas Officer and Gentleman (agencia creativa) y VRANDED (consultoría de diseño) hemos dado una vuelta de tuerca a los uniformes que utiliza la mundialmente conocida marca londinense de ginebra Beefeater. Lo hemos hecho en el marco de la campaña Respect, que trata de potenciar la aceptación de cualquier estilo. Es por ello por lo que esta nueva línea textil combina vestuario preepy, punk y trap; en un esfuerzo por reflejar diferentes modos de vestir.

La campaña, que arrancó antes de verano, apuesta por el respeto a la diversidad dentro de la sociedad y acoge a todos los tipos de personas dentro de la marca Beefeater. Beefeater ha confiado el Experience de esta campaña en la agencia creativa Officer and Gentleman, que consistirá en la celebración de diferentes eventos por toda España. Entre ellos, los más destacados son la gira de 16 fiestas por toda España y que arrancan en el Teatro Barceló, en un evento tematizado en la campaña Respect y que apostará por la inclusión de diferentes estilos, todos en un mismo lugar.

Beefeater es una de las ginebras más conocidas del mundo. Un icono de la cultura británica y del ocio. Además, es estandarte de una de las ciudades más multiculturales o con mayor diversidad de estilos del mundo. Este aspecto les hacía, de este modo, encajar a la perfección en una campaña que fomente el respeto. Por ello, “cuando contactaron con nuestro equipo de diseño para una posible colaboración, no pudimos sentirnos más orgullosos por trabajar junto a una marca que apuesta por mejorar el mundo con unos valores reales”. indica la diseñadora de VRANDED Inma Mohedano, creadora del uniforme a medida para esta campaña. 

La idea era hacer realidad la multiculturalidad londinense, por lo que el objetivo era lograr looks completos al más puro británico y que ensalcen al máximo las raíces de Beefeater para vestir a su equipo. De este modo, para el desarrollo y gestión del workwear confiaron en Officer and Gentleman y en VRANDED para desarrollar el diseño de 4 looks que recuerdan a las calles de Londres, en estilo preppy y punk.

El primer look, de inspiración punk, viste a los protagonistas con estampado tartán, cuero y cremalleras metálicas. En la versión de chica, lo conforman una camiseta sin mangas con el eslogan RESPECT serigrafiado en rojo, una falda de tubo de tartán roja y una biker negra con un gran bordado de BEEFEATER en la espalda como elemento protagonista. Además, los chicos vestirán segundo look basado en un polo con cuello y bajos de manga ribeteados con los colores de Beefeater, azul y rojo, que combina con un pantalón del estampado tartán. Un beanie azul, también bordado y unos tirantes completan el outfit. Es, de este modo, un estilo grunge para dar la disparidad de la campaña Respect.

Además, el equipo de diseño de VRANDED ha desarrollado un segundo estilo preppy, que supone un tercer look en su versión de chico y otro para chica.

El tercer look es una versión de mujer que incluye una falda, también en tartán, aunque esta vez en tonos negros y azules. “Su patrón de media capa le aporta vuelo con un toque atrevido, que casa a la perfección el resto de prendas: una camisa blanca con la B de Beefeater bordado en rojo sobre el pecho, en el cuello anudado un lazo rojo y el pelo coronado por una diadema de cuadros, también bordada. De este modo, se ha encontrado un estilo colegial con toques escarados, al más puro estilo Beefeater”, indica Mohedano.

La prenda estrella del conjunto de los chicos es un chaleco de cuadros con un diseño solapa Peak-Lapel, con doble botonadura y un imponente bordado blanco en la espalda. Combinado con unos pantalones de corte sastre azules. El toque de diseño lo pone una corbata roja de tricot sobre una camisa blanca. Es la que más nos gusta, por eso la hemos elegido foto de portada de este post.