Reto

El equipo de Tigella se puso en contacto con VRANDED, en busca de una creación perfecta que mantuviera los colores clásicos italianos con en una línea eleganta que pudiera multiplicarse a través de sus locales y defender una marca fuerte. Necesitaban que el equipo que trabaja en sus restaurantes vista un uniforme único y personalizado, que contenga en su diseño todos losvalores de marca.

Concepto

En esta línea y siendo fieles a la marca de Tigella, el equipo de VRANDED se puso manos a la obra. El primer paso fue encontrar ese concepto que vinculase el saber hacer y la esencia de la cocina de Bresca y Tigella con una marca potente. Tras profundizar en el cliente e investigar su saber hacer, descubrimos un patrón que palpitaba toda la esencia de la marca: las tigellas, un pan que se cocina con discos de terracota en forma de flor llamados tigelle y que dan nombre al plato; y respondían a los valores de tradición y autenticidad y daban nombre al plato estrella de este restaurante italiano.

Diseño

Basándonos en este concepto y en los colores de la bandera italiana, se creó un patrón basado en la Tigella, que sería el elemento central del vestuario completo para esta cadena de restaurantes. El Director Creativo de VRANDED, Martín Mosquera, ha indicado cómo “diseñamos un chaleco verde con este patrón personalizado en la espalda, combinado con una camisa blanca de cuello mao que combinaba con una gorra Baker boy. De este modo, se cruzarían valores de tradición de la gorra de panadero con la amabilidad y cercanía de una marca nueva y joven que conoce a su público y se sienta con él, marcado por el corte moderno de la camisa”.  Además, “el diseño del uniforme se completaba con vinos beige y zapatillas beige y rojo”.