diseño de vestuario de restaurante asiático La Pagoda by VRANDED

Las pagodas se levantaron durante siglos para señalar los templos a lo largo de las culturas asiáticas. Por eso, este lugar, donde la mezcla cultural y estética es una explosión y una fusión de culturas asiáticas, no podía tener un mejor nombre. Además, el restaurante La Pagoda se ha pensado y diseñado para potenciar la experiencia a través de todos los sentidos, con una decoración fresca y colorida y una presentación de platos cuidada y al detalle, para acompañar al comensal en un recorrido por la gastronomía asiática con guiños occidentales.

El éxito de este lugar de culto a la comida no solo reside en una carta cuidada y de calidad, si no en un universo creado para el deleite. Por supuesto, la decoración del establecimiento es fundamental para sumergir al cliente en esta inmersión de sabores, y la propuesta La Pagoda necesitaba además de un tercero de confianza que creara una continuación del concepto en forma de textil. Por eso, desde La Pagoda confiaron en el buen hacer y la experiencia de nuestra consultoría de diseño textil para crear un uniforme que los empleados pudieran llevar un vestuario profesional a la altura del entorno.

De este modo, en VRANDED creamos la propuesta de uniforme completo, cumpliendo con la gran exigencia del requisito estético y conceptual de La Pagoda, así como con las mejores calidades de unas prendas pensadas para soportar la intensidad del trabajo del camarero, las manchas típicas de cocina y muchos lavados.

El camarero de La Pagoda destaca ahora por su camisa denim 100% de algodón orgánico Premium, a la que se ha incluido un bordado con el característico Pantone aquamarina de La Pagoda, un verde especial que combina, además, con un delantal gris de sarga 100% algodón, bordado además con la base de los mismos Pantone. Además, este delantal de camarero incluye un bolsillo personalizado, con un patrón impreso a medida a partir de la impresión de la pagoda que reluce en el logo del restaurante. Esta prenda termina, además, con unas correas de cuello creado en España, fabricados uno a uno en un taller de confianza y regulable con botones a presión, y marcado con el logo de VRANDED el cuero, un sello que ya demuestra diseño y calidad.

El resultado es una combinación que marida a la perfección con el ambiente y la magia del local, y que permite disfrutar de la experiencia desde el primer plato hasta la manga del camarero.