El Faro del Puerto no necesita demasiadas presentaciones. Es uno de los lugares más emblemáticos de Cádiz, situado en El Puerto de Santa María. Se trata de un restaurante creado en una antigua casa señorial de recreo y que basa su universo culinario en la comida andaluza de mercado y creativa.

El Faro del Puerto da al mar y es fresco y saludable; con un especial hincapié a la cultura y a los productos de la región. Cuenta con huerta y bodega propias y un espacio ajardinado que se abre en verano para crear un ambiente que recuerda al estilo colonial, reviviendo el más puro ambiente de señorío andaluz. El interior del local, donde predominan los colores oscuros, se viste de paredes en azul Klein, suelos de madera y sillas de color granate.

Un estilo con altas miras que requería de un uniforme a la altura, que encargaron al equipo de diseño de VRANDED.

Un diseño creado para el verano

Desde VRANDED, se puso el foco en la polivalencia de las prendas en la estación del verano, cuando el restaurante abre su terraza y tiene una mayor afluencia. De este modo, para los uniformes de verano, se crearon unas camisas guayaberas que encajan con el espacio, creando un patrón a medida con detalles que se adaptan a la estética del restaurante.

La camisa, cierra con un cuello mao y cuenta con los cuatro bolsillos protocolarios de la mítica guayabera. Sin embargo y como elemento diferencial, los bolsillos latos llevan solapa con botón y los bajos la boca de bolsillo abierta y en diagonal. ¿Por qué? El equipo de diseño de VRANDED estudió las necesidades del camarero y pensó en un bolsillo de rápido acceso abajo, y otro cerrado para portar elementos de menos uso en la parte superior.

Por otra parte, los tablones de la guayabera a medida (dos franjas de tejido verticales a ambos lados de la camisa), en este caso no llegan desde el hombro hasta la parte inferior, si no que aparecen sobre los cuatro bolsillos, simplificando el diseño y ofreciendo un resultado más sobrio y elegante, a la altura del restaurante.

Camisa guayabera confeccionada a medida 

Para seleccionar el tejido, se buscó un estilo que encajara con el espacio, tanto interior como exterior, por lo que se basó en el tono de las paredes interiores Klein y que paralelamente hiciera una referencia explícita al mar, tan presente en la carta de El Faro del Puerto. De este modo, se seleccionó un tejido seersucker a rayas azules y blancas. Seersucker es un tipo de tela 100% algodón con efecto arrugado que se crea gracias al método de tejido de los hilos y que tiene la ventaja de no necesitar de planchado, lo que es una clara facilidad para los profesionales de este restaurante.

 

Un tejido práctico y una forma abierta y cómoda

Además, por su forma no se pega a la piel y permite la transpiración. Por ello, es típico en lugares con climas cálidos y con humedad. Fue, de hecho, muy utilizado durante la época de la colonización inglesa en lugares calurosos, así que completaba a la perfección el diseño de las camisas guayaberas.

Por último, se incluyó el logotipo del restaurante sobre uno de los bolsillos bajos de la prenda. Para completar este look, creamos una chaquetilla de cocina para el chef del restaurante, Fernando Córdoba, con un patrón a medida de estilo clásico, con cuello mao y tejido piqué de nido de abeja en color blanco.