Don Lay renace en María de Molina. No es solo un decir: realmente vivimos la vuelta a la vida de un restaurante que fue una leyenda, y que acogió a comensales como el chef Abrahán García (Viridiana) o Dabiz Muñoz (DiverXO). Don Lay es el sueño de un inmigrante chino, el señor Ye, que quería traer la gastronomía china real; y que finalmente llevó a cabo su hija “Nieves” Ye. El primer Don Lay abrió en 2002 en el madrileño Paseo de Extremadura, en un local para nada menos que 350 comensales y que acogía tanto comidas de negocios como de gastrónomos (los que hoy llamamos foodies). Sin embargo, un problema con el edificio donde se alojaba, llevó a cerrar -temporalmente- este sueño en 2015.

Cuatro años después, Don Lay vuelve a abrir sus puertas en el corazón de Madrid, en el barrio de Salamanca. Nieves, será la responsable de la oferta gastronómica de la mano del popular Grupo Escondite, que se encargará del perfil más empresarial. El nuevo local contará con un nuevo concepto moderno y renovado y que no olvida los valores tradicionales de sus orígenes. La ubicación se encuentra en una de las zonas con mayor demanda gastronómica, desde donde este emblema de la comida china en la Madrid pretende recuperar su posición como un lugar especial para degustar comida asiática real.

 

restaurante-don-lay-madrid-vranaded

 

Para ello, era necesaria una reconceptualización que el equipo de Don Day ha confiado en parte al equipo de diseño de VRANDED. Desde nuestras oficinas en Madrid, hemos tenido el orgullo de llevar a cabo el diseño y la confección de los uniformes. 

Ser responsables de algo algo tan importante como encontrar el mejor diseño de la forma de vestir de un restaurante con historia, con unos valores y donde se respira tradición es, por otra parte, todo un reto. Quisimos fusionar ese toque tradicional con la vanguardia gastronómica de la capital. Para ello, nos inspiramos en la referencia de los trajes tradicionales chinos.

  1. El Quipao, que es un vestido chino de origen manchú, con cuello cerrado y aberturas laterales, que suelen utilizar las mujeres para vestir.
  2. El Hanfu: es una prenda que existe desde hace más de 3000 años, utilizado tanto por hombres como por mujeres, similar al kimono japonés, cruzado y con mangas muy anchas.
  3. El Changsan: Es un traje elegante más típico de hombre, formado por unos pantalones y una chaqueta llamada tangzhuang, con una tapeta central con botones chinos y cuello mao.

Para elegir la paleta de colores, nos basamos en la decoración del local, desarrollada por el estudio “Cousi interiorismo”. En él, predominaban por un lado, colores neutros, como grises en tonos oscuros y claros y colores más vivos, en tonos rojizos, ocres y dorados. De este modo, para los tejidos principales de las prendas, y no desentonar con el espacio, decidimos combinar un gris claro y un gris oscuro, para crear los diferentes conjuntos.

¿Qué prendas elegimos para el vestuario de Don Lay?

Para el look de sala se ha diseñado un modelo de camisa, para hombre y mujer, y un mandil en común. Cuentan con un cuello mao. Por otra parte, las manga larga cuenta como detalle final, llevan un bordado sobre el bolsillo del peso en color ocre, contrastando con el tejido gris blanco en Popelín de algodón. Además, creamos un mandil de corte muy limpio, con costuras laterales y bolsillo oculto. El tejido en sarga 100% algodón contrasta con la camisa con un tono también gris pero más oscuro, y en este caso, el logotipo va bordado en su versión en castellano, con las letras de “DON LAY”, también en ocre.

 

 

Por otro lado, creamos un mandil de corte muy limpio, con costuras laterales y bolsillo oculto. El tejido en sarga 100% algodón contrasta con la camisa con un tono también gris pero más oscuro, y en este caso, el logotipo va bordado en su versión en castellano, con las letras de “DON LAY”, también en ocre.

Para tanto host como para gerencia, creamos una chaqueta de corte asiático estilo CHANGSAN, en sarga color gris marengo, con una tapeta con broches chinos en negro, aberturas laterales para una mayor comodidad y cuello mao con las letras chinas del local bordadas en ocre. Cuenta con otros detalles de confección especiales, como bolsillos integrados en los costadillos y los bajos en mangas y prendas invisibles Para completar el look creamos un pantalón a medida del mismo tejido, con corte abombado y cinturilla con lazada ajustable.
En cocina, querían mantener un look clásico de chef premium, así que escogimos un total look en blanco, con chaquetas de chef de cuello mao. El look de chef lleva un gorro alto con una estrella bordada y las letras chinas de Don Lay en la espalda, mientras que el estilo de ayudante de cocina lleva un gorro bajo tipo francés y el logotipo completo bordado en el pecho.