No tiene un largo recorrido, pero en apenas dos ediciones tiene más nombre que muchos festivales que llevan años. Ocurre a la vuelta del verano, tiene lugar en Madrid y reúne a las bandas españolas del momento. En la edición de 2019 ha traído a grupos como Taburete, Coti, Beli Basarte, Guitarricadelafuente o Cosa de Dos; con los que quisieron un precoz Sold Out. Tuvo lugar un sábado y aunque el cielo amenazó durante todo el festival, medio Madrid se encontraba congregado en esta cita ya indispensable del calendario de Madrid.

Beatriz Andrade, Directora Creativa de VRANDED, ha indicado que “después de estudiar bien este proyecto, estaba claro que había que esforzarse para estar a la altura, ya que habían creado todo un universo alrededor del festival, un mundo propio tematizado inspirado en los cuentos mágicos, que daban a esta cita una potente experiencia visual. Además, se esperaba a mucha gente guapa y caras conocidas, por lo que el proyecto estaba claro, había que tematizar una prenda para los propios influencers que acudieron al evento”.

De este modo, se acordó entre Jardín de las Delicias y VRANDED la confección a medida de una prenda, un chaleco a medida para un grupo de influencers, que se les ofreciera como obsequio y que a la vez sirviera para adornar esta edición del festival. “Buscaban una prenda con mucho rollo, que respirara festival por los poros y que fuera muy moda y encajara con el exigente estilo de las influencers. Debía huir del concepto de merchandising y acercarse a lo que hacemos en VRANDED, crear conceptos y moda a medida”.

En esta línea, tal y como indica Andrade, “nos inspiramos en el mismo cuadro que da nombre al festival, el Jardín de las Delicias de El Bosco y nos inspiramos en las dos mitades del mismo: el paraíso y el infierno. De este modo, creamos dos versiones de chaleco completamente diferentes y que a la vez estuvieran conectados con un mismo patrón y concepto. Para ellos, elegimos las frases Too Cool for Hell (para el chaleco del infierno) y Too Hot for Heaven (para el del paraíso). Beatriz añade que “Además, incluímos dos grandes bordados en la espalda con los dos diferentes slogans e incluímos el búho que representa al festival en el pecho. Más que una prenda queríamos crear una joya, muy de diseño y que supusiera todo un statement piece, esta pieza clave que te compras cada temporada para dar un punch a tu look, de modo que las influencers pudieran vestirlo dentro y fuera del festival. Además, el interior de la prenda da unicidad a la chaqueta, gracias a una etiqueta custom que reza “VRANDED para El Jardín de las Delicias“. . 

El resultado final

El resultado es un chaleco crudo con bordados blancos sobre un círculo de tejido satinado dorado como el sol que recuerda a la claridad y luz del paríso. Un chaleco de inspiración más cálidad y a la vez casi angelical para las influencers más diurnas, a las que les gusta pasar una tarde bajo el sol escuchando música.Por contra, encontramos un chaleco gris acero. “Elegimos satén color lila para rememorar los tonos fríos de la luna. Es un chaleco inspirado en el infierno de El Bosco, pero más cañero y rebelde, apto para las influencers fiesteras y de espíritu nocturno; listo para bailar sin parar toda la noche”, concluye Beatriz.

Por contra, encontramos un chaleco gris acero. “Elegimos satén color lila para rememorar los tonos fríos de la luna. Es un chaleco inspirado en el infierno de El Bosco, pero más cañero y rebelde, apto para las influencers fiesteras y de espíritu nocturno; listo para bailar sin parar toda la noche”, concluye Beatriz.