We don’t make uniforms. We make much more.

Ya hay luz. Pero por el camino se han destruido miles de puestos de trabajo. Hay persianas a pie de calle que no se levantan y luces que no se encienden. Por eso, los que hemos quedado en pie tenemos la responsabilidad de ser más fuertes que nunca. Para poder tender la mano. Para pelear…